Alimentos prohibidos y/o perjudiciales para tu mascota (Parte 2)

Continuamos con la segunda parte de los artículos en los que presentaremos algunos alimentos frecuentes en la dieta de personas pero que es mejor evitar en la de nuestros perros y gatos.

 

Seguimos con la mini-serie de dos posts donde avisamos de qué alimentos frecuentes en las dietas para personas es mejor evitar en la de nuestras mascotas:

 

Cebolla y ajo: todas las plantas del género Allium contienen sustancias oxidantes que afectan a sus eritrocitos sanguíneos. Por lo tanto, su ingestión puede provocar que tengan anemia y se observen síntomas como debilidad y problemas respiratorios. Su efecto es dosis dependiente, pero en animales sensibles, una mínima cantidad ya les puede resultar tóxica.

Cafeína y Teína: son estimulantes del sistema nervioso y cardíaco. En caso de que tu mascota ingiera café puede presentar síntomas como: vómitos, hiperactividad, taquicardias… que se pueden complicar hasta provocarles una parada cardio-respiratoria e incluso la muerte.

 Alimentos con alto contenido de grasa: es decir, alimentos como el cordero, aguacates, frankfurts… debido a su alto contenido en materia grasa pueden dar problemas gastrointestinales y pancreatitis graves en mascotas. Los síntomas son, entre otros, diarreas y dolor a la palpación abdominal.


Esto son enlaces a nuestras tiendas colaboradoras. Si compras a través de estos enlaces recibiremos una pequeña comisión (sin que te cueste dinero de más a ti) y ayudarás a mantener este sitio sostenible y gratuito.

tienda-animal-afiliado animalear-afiliado amazon-afiliado

Uvas, pasas y nueces de macadamia: provocan problemas renales a los perros y gatos. A día de hoy, todavía no tenemos certeza de la causa, pero se cree que puede ser debido a su alto contenido en fósforo, la presencia de salicatos o micotoxinas. Sea como sea, lo que sí se sabe es que provocan problemas renales graves, con daños irreparables que pueden conllevar la muerte. Si tu perro o gato se intoxica, de entrada (las primeras 24 horas) presentará síntomas inespecíficos como diarrea o falta de apetito pero a partir de las 24-48 horas, se pueden producir síntomas de fallo renal como náuseas, halitosis (mal olor del aliento), beber u orinar más de lo normal y dolor abdominal.

 Berenjena cruda, patatas crudas o tomates sin madurar: contienen solaninas, una sustancias tóxicas que se encuentran de forma natural en estas plantas crudas, ya que actúan como pesticida natural. Si tu perro o gato ingiere una alta cantidad de solaninas puede tener problemas en el sistema nervioso y el hígado. En caso de intoxicación, de entrada se observan síntomas gastrointestinales (diarrea), que se podrían complicar con problemas neurológicos (incoordinación de movimiento, arritmias…).

 

Esperamos que este esta mini serie de posts te haya sido útil y que te pueda evitar problemas en un futuro.

Recuerda que si necesitas ayuda para encontrar la mejor comida para tu mascota puedes utilizar nuestro servicio gratuito del buscador de comida para mascotas o puedes solicitar un informe personalizado de  veterinarios especialistas en nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *