¡SOS! ¡Cachorro en casa! ¿Qué necesito? (Parte II)

Material imprescindible para tener en casa en la llegada del cachorro

Trasportín, funda para el coche, champús, toallas, cepillos, antiparasitarios… Seguimos con la lista de material para cachorros que te recomendamos tener si tu cachorro está a punto de llegar.

Antes de empezar, asegúrate haber leído el último post sobre material para cachorros. Y si ya estás preparado, seguimos con el kit de supervivencia. 😉

Trasportín o jaula metálica plegable: Elije calidad antes que precio, ya que es imprescindible para su seguridad y durabilidad. Aquí también tendríamos mucho de qué hablar… ¡queda pendiente para otro post!

Funda para el coche: Sí, de verdad, es muy recomendable. Y lo decimos en Lladruc que llevamos el coche lleno de pelo… ¡imaginaos si no utilizásemos fundas!).

Champú para cachorros: Para limpiar a fondo sin dañar la delicada piel del cachorro. Conviene evitar los champús con olores de fresa, vainilla o con réplicas de conocidos perfumes humanos. Y obviamente, ¡no lo bañéis hasta que os lo diga vuestro veterinario!

Toallas: las que tú ya no utilices te servirán.  Aunque las hay muy monas, no es necesario que las compres «para perro»… ¡porque todas hacen la misma función!


Esto son enlaces a nuestras tiendas colaboradoras. Si compras a través de estos enlaces recibiremos una pequeña comisión (sin que te cueste dinero de más a ti) y ayudarás a mantener este sitio sostenible y gratuito.

tienda-animal-afiliado animalear-afiliado amazon-afiliado

Toallitas higiénicas para perro: para limpiar oídos, ojos y la zona anal. Evitad, por favor, las de bebé que en muchos casos contienen aceites y productos hidratantes que pueden producir alteraciones cutáneas a su cachorro.

Cepillos, cardas y peines: según las características de la piel y el pelo de tu perro tendrás que elegir de diferentes tipos. ¡Infórmate con un peluquero canino!

Productos desparasitación externa: contra pulgas, garrapatas, piojos, flebótomos… actualmente tienes de todo tipo en el mercado. Pastillas, pipetas, collares… Os aconsejo que os dejéis asesorar por vuestro veterinario de confianza.

Pastillas para la desparasitación interna: Para los “gusanos” gastrointestinales. ¡Dejaros asesorar por vuestro veterinario!

Bolsitas para las cacas: no soporto los molestos, ruidosos e incómodos contenedores en forma de osito que contienen unas bolsas tan delgadas y de baratillo que más de un cliente se ha quedado con la mano embadurnada. Una alternativa fácil y barata es comprar por internet un pack de doscientas o trescientas bolsitas de plástico un poco más buenas (como las negras de los parques o las de los comercios de fruta). Estas bolsitas caben en cualquier bolsillo o, incluso, (¡soy una freaky!), dentro del zapato o de la funda del móvil!

Cama: hay una infinidad de modelos, marcas, colores, texturas y diseños que van desde el simple algodón relleno de tela hasta los más “chic”. Consejos generales: elije un lecho que sea suficientemente amplio para permitir que el perro se pueda estirar bien (si queda doblado no dormirá profundamente), de un color oscuro (más sufrido), impermeable y desenfundable (para lavarlo en la lavadora). A partir de ahí, si tiene que hacer conjunto con sus sofás o con un cuadro de Pollock ya no opino… 😉

Botiquín canino: ¡Esto también dará para otro post!

Caja de plástico: He ido a casas de clientes donde era una auténtica odisea encontrar algo del perro. Si quieres ahorrarte estos problemas puedes ponerlo todo en una caja de plástico grande con cierre de click (¡como la que puede ver a la izquierda de la foto!). En Lladruc tenemos una para cada perro así nos ahorramos más de un quebradero de cabeza.

Cámara de fotos o del móvil: Tu cachorro crecerá y cambiará muchísimo en un tiempo récord. Hazle fotos menudo porque, antes de que te des cuenta… ¡Ya será un adulto! Y seguro que te gustará tener inmortalizados un repertorio de instantes, por más cotidianos que te puedan parecer en este momento.

Creo que hasta aquí tienes una lista bastante razonable de cosas que te servirán durante algunos meses. No necesitas comprar una bolsa de agua caliente, una correa Flexi, unas alforjas, collares de piel reforzado o de activación, peluches, sonajeros, perfumes caninos, etc. De hecho… creo que las cosas innecesarias también darían para otro post! 😉

Por último, aunque os sonará a tópico, se necesita algo más, que es tan o más importante que lo de la lista y que no se puede comprar. Una cantidad enorme de PACIENCIA, así, en mayúsculas, que pondréis diariamente a prueba. Y aprovecho para recordarte que antes de poner esta paciencia al límite puedes contactar con un buen educador canino, como lladruc ¡existimos para hacerte la vida más fácil!

Artículo adaptado de: https://lladruc.blog/2016/08/13/sos-tindre-un-cadell-que-necessito/

Deja un comentario