Alimentación a voluntad y con tiempo restringido: Métodos para alimentar a tu mascota (Parte 1)

gato comiendo

En este post se discuten dos métodos diferentes para alimentar a las mascotas, alimentación a voluntad y con tiempo restringido.

Aparte de la dieta en sí, el “método” con el que alimentamos a nuestras mascotas también es muy importante. Hoy empezamos una pequeña serie de tres posts en los que discutiremos diferentes métodos para alimentar a tu mascota y cuál de ellos es el mejor.

A grandes rasgos, se puede alimentar a los animales de tres maneras diferentes: a voluntad, con tiempo restringido o racionado por cantidad (este último lo veremos en el próximo post).

Alimentación a voluntad

La alimentación a voluntad (también conocida como Ad libitum) consiste en tener permanentemente el comedero (o el depósito del comedero) con comida, y que tu mascota vaya comiendo cuando le apetezca.

Tiene ciertas ventajas, ya que conlleva poco trabajo, es adecuado para animales delgados o con altas demandas energéticas (como serían animales de trabajo o en lactación), asegura el acceso para animales subordinados y algunos animales que les gusta hacer múltiples comidas ingiriendo poca cantidad lo prefieren (por esto es un método bastante frecuente en gatos).

Ahora bien, también tiene inconvenientes. En primer lugar, confía en que el animal se autorregula y comerá según sus necesidades…. Pero en determinados animales y/o piensos diseñados para ser muy sabrosos y agradables al paladar (técnicamente llamados «palatables») puede no funcionar y puede favorecer el sobrepeso (¡a menudo los más palatables son muy grasos!).

Por otro lado, te puede dificultar detectar cuando tu animal se encuentre mal… ¿Cuándo tú te encuentras mal, qué te pasa? ¿Tienes mucha o poca hambre? En un estado de enfermedad el cuerpo de tu perro reaccionará como el tuyo, comiendo poco o no comiendo, y si no controlas lo que come te perderás este síntoma.

Por último, este tipo de alimentación tiene otro problema principal y es que sólo es útil con el pienso seco, ya que sobre todo en verano, no se puede dejar pienso húmedo (lata) o comida casera fuera de la nevera, ya que se correría el riesgo de contaminarse y perder sus propiedades.


Esto son enlaces a nuestras tiendas colaboradoras. Si compras a través de estos enlaces recibiremos una pequeña comisión (sin que te cueste dinero a ti) y ayudarás a mantener este sitio sostenible y gratuito.

tienda-animal-afiliado animalear-afiliado amazon-afiliado

Alimentación con tiempo restringido

La alimentación con tiempo restringido consiste en dejarle el comedero lleno durante un tiempo fijo (unos quince o veinte minutos) y luego quitárselo sin medir lo que come.

Las ventajas de este sistema es que da poco trabajo y permite una cierta supervisión, porque ves si ha comido o no. Se puede aplicar con pienso seco o húmedo (porque el sobrante se puede guardar en la nevera) y puede ser útil para establecer rutinas o en algunas terapias de modificación de conductas inadecuadas.

Por el contrario, los inconvenientes de este método es que vuelve a confiar en la autorregulación del animal (y puede favorecer el sobrepeso), alienta la voracidad por el estrés de tener que comer rápido y puede propiciar la aerofagia (tragar aire con la comida). Por lo tanto, puede predisponer la aparición de problemas muy graves como la dilatación y torsión gástrica.

 

¡Atención! No es un método nada indicado para perros glotones, como muchos Golden Retrievers, Labrador Retrievers y Beagles!

 

Seguiremos en el próximo post con otro método para alimentar a nuestras mascotas. Recuerda que si necesitas ayuda para encontrar la mejor comida para tu mascota puedes utilizar nuestro servicio gratuito del buscador de comida para mascotas o puedes solicitar un informe personalizado de  veterinarios especialistas en nutrición.

Deja un comentario