Criterios de evaluación

Metodología y criterios de evaluación

En consonancia a la política de ser completamente transparentes, en esta página encontrarás cómo se realiza la evaluación de las diferentes dietas que se van introduciendo en buscadorcomidaparamascotas.com, así como los diferentes criterios de evaluación en los que se basan.

Método de evaluación

En el buscadorcomidaparamascotas.com disponemos de un proceso de evaluación sistematizado. Este proceso consiste en introducir toda la información disponible de la dieta que se está evaluando en una base de datos programada con un algoritmo que califica automáticamente cada alimento. Es decir, todas las dietas son evaluadas bajo los mismos criterios, hecho que permite obtener una calificación imparcial y útil para poder comparar entre dietas.

En esta primera versión, el algoritmo con el que se ha programado la base de datos evalúa la información disponible en las etiquetas (ingredientes y adecuación nutricional) e información fácilmente disponible en internet (información de la empresa, publicaciones en revistas científicas y certificaciones).

Para programar esta base de datos se han utilizado criterios de “sentido común”. Por ejemplo, si proceso de fabricación está certificado mediante una auditoria externa, ello nos aportará más garantías sobre la calidad del producto, y por tanto lo consideramos como un valor positivo. A su vez, a nivel técnico, se han dejado de lado las filosofías o creencias específicas que no sean de conceso por la comunidad científica y se han evaluado aspectos ampliamente fundamentados por literatura científica.

A continuación se detallan los criterios que han sido utilizados. Consideramos que estos son un buen punto de partida, no obstante, con una mayor disponibilidad de recursos se podría mejorar. Si quieres, puedes ver nuestros proyectos para mejorar estas evaluaciones y puedes ayudarnos a hacerlos realidad.

Apartados evaluados y criterios utilizados

La evaluación se basa en dos apartados fundamentales para determinar la calidad de una dieta. Por un lado se evalúan los ingredientes que constan en la etiqueta y por otro lado la adecuación nutricional y garantía del productor. Esta segmentación es importante porque nos permite discernir las diferentes calidades con las que puede fabricar un mismo fabricante según la calidad de ingredientes utilizados (por ejemplo, la gama económica, la premium o la super-premium) pero a su vez nos permite identificar cuáles son las marcas que tienen más recursos y realizan más controles en aspectos que puedan mejorar la dieta que damos a nuestras mascotas (por ejemplo garantía nutricional, controles de calidad e investigación). Para cada dieta, se proporciona una puntuación de cada apartado por separado y una nota final que tiene en cuenta la dieta en su global. A continuación se detallan los aspectos que se han evaluado cada apartado.

Evaluación de los ingredientes

En el apartado de los ingredientes, se da mucha importancia a la claridad y especificidad de los ingredientes. Es decir, se valora como un aspecto positivo las etiquetas que incluyen los ingredientes bien detallados y huyen de nombres genéricos como “cereales”, “productos animales o vegetales” y “subproductos”. La claridad y transparencia se considera importante porque nos permite saber qué es lo está comiendo nuestro animal con más precisión, dándonos una idea de la calidad de estos ingredientes. A su vez, permite detectar si una dieta se ha formulado con una fórmula presumiblemente cerrada (que sería lo deseable) o si por el contrario es una fórmula abierta (que podría contraer problemas para nuestra mascota). Si quieres saber más sobre este tema te recomendamos este post sobre fórmulas abiertas o cerradas en dietas para mascotas. Para esta evaluación, se ha considerado como formulación abierta las dietas con ingredientes genéricos, y formulación cerrada las dietas con ingredientes bien detallados.

Otro apartado que se valora es el nivel y la calidad potencial de las fuentes de proteína. Se considera positivamente que los ingredientes proteicos estén claramente identificados y su calidad sea presumiblemente buena. La calidad de la proteína se valora según su digestibilidad y perfil de aminoácidos. Es importante considerar que, sobre todo en el caso de proteínas de origen animal, es muy difícil evaluar la calidad de un ingrediente por su denominación en la etiqueta (de hecho, es imposible). Por ejemplo, un ingrediente con la misma denominación “harina de pollo” puede ser de muy buena o muy mala calidad según las partes que se hayan utilizado (carne, cartílago, órganos, huesos, plumas, etc.) y el procesamiento que haya recibido. No obstante, si el fabricante incluye información detallada de estos ingredientes, su origen y su proceso de fabricación (por ejemplo, “carne fresca de pollo” o “cocción a bajas temperaturas”), se valoran positivamente. Se considera positivo que el fabricante aporte una parte importante de la proteína de origen animal siempre y cuando estos ingredientes sean de origen noble y su procesamiento esté detallado. Consideramos niveles muy altos de proteina animal los productos que de su etiqueta se percibe fácilmente que tienen más de 55% de su proteína de origen animal (en materia seca).

También se valora positivamente si la dieta está formulada con ingredientes funcionales, es decir, ingredientes que aparte de aportar nutrientes a nuestras mascotas les pueden aportar otros beneficios. En la evaluación nos fijamos si la dieta dispone de:

  • Condroprotectores: Ingredientes que pueden ayudar a reforzar la salud de las articulaciones. Pueden ser ingredientes de origen natural (cartílago o aleta de tiburón) o aditivos sintéticos (glucosamina o sulfato de condroitina). Son especialmente importantes en razas grandes o gigantes y animales séniores.
  • Ácidos grasos poliinsaturados (omega 3 y 6): Ingredientes que pueden mejorar la salud de la piel y el brillo del pelo, además de jugar un papel importante a nivel metabólico e inmunitario. Se encuentran de forma natural en ingredientes cómo el aceite de pescado o de linaza.
  • Promotores salud gastrointestinal: Ingredientes que pueden mejorar la salud gastrointestinal, promocionando una microbiota beneficiosa y limitando el crecimiento de bacterias patógenas. En el mercado hay un amplio abanico de ingredientes (determinados carbohidratos y fibras fermentables) y aditivos (prebióticos, probióticos, ácidos esenciales, etc.) con esta finalidad.

Por otro lado también se valoran los antioxidantes utilizados. Se utiliza el principio de precaución, valorando positivamente el uso de antioxidantes naturales y de forma negativa el uso de antioxidantes sintéticos (aunque estos últimos pueden estar indicados en según qué perfil de dietas e ingredientes). En particular, el uso de etoxiquín (que ya ha sido prohibido en Europa por ser potencialmente cancerígeno) se valora muy negativamente. A su vez, si no se especifica claramente qué antioxidantes se han utilizado también se valora negativamente.

Por último, en referencia a los ingredientes, se valoran negativamente las prácticas de partir la inclusión de ingredientes o la introducción de ingredientes de calidad entre los aditivos, que pueden ser utilizadas por algunos fabricantes con la finalidad de confundir (o engañar) a los compradores. Para más información, os remitimos a nuestro post sobre cómo detectar estas prácticas engañosas de los fabricantes de comida para mascotas.

Evaluación de la garantía nutricional del producto y de los fabricantes.

Uno de los apartados más importantes en esta evaluación es la parte de los análisis garantidos. Por normativa los fabricantes solamente están obligados a incorporar un nivel mínimo de grasa y proteína, así como un nivel máximo de fibra y humedad. No obstante, si el fabricante nos aporta más información, útil y de interés, cómo el nivel de energía metabolizable o niveles de ciertos minerales o grasas omega 3 y 6, se valora positivamente. Por otro lado, se valora negativamente si el fabricante omite alguno de los parámetros mínimos (ya que nos obligará a hacer una estimación de ellos) o si los valores de cenizas son muy elevados (porque puede ser indicativo a la utilización de ingredientes poco digestibles y de mala calidad).

También nos fijamos si la dieta está formulada para animales de diferentes edades y tamaños, ya que nos indica que el fabricante se preocupa de adecuar la fórmula a las necesidades específicas de nuestras mascotas. Podréis encontrar más información en nuestro post sobre la importancia de adaptar la nutrición al tamaño de las mascotas.

La forma mediante la cual el fabricante nos garantiza la adecuación nutricional también es evaluada. En la mayoría de casos, las dietas son formuladas para satisfacer las necesidades nutricionales de nuestras mascotas. Es decir, los fabricantes incluyen ingredientes que según sus cálculos harán que la dieta cumpla con los requerimientos de la mascota. No obstante, hay marcas que van un paso más allá y evalúan esta adecuación en animales reales, dándoles esta dieta durante un tiempo prolongado y asegurándose que los animales se mantienen perfectamente sanos. Las dietas que se especifique que se han probado en animales tendrán una mayor garantía, y se valorarán más positivamente.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la información que tenemos disponible sobre el fabricante. Nos fijamos en aspectos que pueden proporcionarnos garantías de calidad y buenas prácticas cómo son que el pienso sea formulado por un nutricionista cualificado (con formación reglada específica, idealmente veterinarios doctores o diplomados en nutrición), los procedimientos de la empresa estén certificados por auditorías externas y realicen investigación y desarrollo para mejorar sus productos. Por desgracia, esta información es muy importante para determinar la calidad de una dieta pero puede ser difícil de obtener, ya que a menudo las empresas no la difunden. Esta primera evaluación se ha basado en un análisis de las páginas web corporativas de las marcas, e información fácilmente accesible mediante motores de búsqueda o en bases de datos de literatura científica. No obstante, en muchos casos esta información puede no ser exhaustiva y este es uno de los aspectos que más ganas tenemos de mejorar (en el link te explicamos cómo).

Para terminar. Como veterinarios y científicos, estamos constantemente reevaluando nuestro método con la intención de mejorar. Por tanto, estamos atentos a los nuevos artículos científicos que se van publicando, así como el feedback de expertos del sector, y nos  reservamos el derecho de introducir cambios en estas valoraciones siempre que las creamos necesarias para mejorar nuestro servicio. Si como usuario tienes alguna duda o sugerencia estaremos encantados de recibirla mediante nuestro formulario de contacto.